dilluns, 27 d’abril de 2009

Mensajes



- Más de la mitad del público vino con camisetas con frases humorísticas, pero ninguna hacía verdadera gracia. Bueno, quizá esa que decía “Ke asco me dáis”. Siempre he pensado que los eslóganes cutres estampados son un poco como el spam.


Todo esto ayuda un poco a complementar la última máxima de ä y reafirmar mi aversión a los aforismos.