dissabte, 28 de març de 2009

Dulce canción rota



Això és el que diuen els de la Rockdelux del "Sin Técnica" d'Oniric i jo va a ser que sí que me'ls crec. Que ja tocava, i no és per menys.


No es normal que una canción empiece arrastrándose en plan lamento folk, se rompa con ruidos electrónicos y renazca en clave de bossa. Bueno, puede pasar, pero lo que no es normal es que pueda tenerse en pie...a menos que cante Maria Rodés. La suya es la voz femenina más frágilmente magnética que he oído en los escenarios barceloneses en años. En "busy" juega a ser Regina Spektor, mientras en "Culpa" adopta un tono algo más grave que el de Christina Rosenvinge. Son comparaciones cogidas al vuelo, pues lo que aquí cuenta es su intuición para acomodarse en cada canción, colocando las sílabas con una lógica muy particular y aún más desarmante.

Completa el dúo Andy Poole con sus instrumentaciones heterodoxas (melódica, xilofón, guitarra, programaciones) y tanto Santi García (No More Lies) como su hermano Víctor y Ramón Rodríguez (el de New Reamon que dirige el sello Cydonia) echan buenos cables, pero todo queda en cosquilleante segundo plano cuando brota la voz. Diría que le sienta mejor el castellano pero su entereza en "Atrapado" es tan cautivadora o más que el susurro de "Lies". Y "Técnica Vocal", donde recrea sus ejercicios de canto al son del "Summertime" de George Gershwin, consuma el hechizo.

NANDO CRUZ

4 comentaris:

Albert Lloreta ha dit...

doncs sí, molt bona aquesta dona. i ara que ho veig fa un munt de concerts a l'abril!

Andreä ha dit...

Gran. Visca la Maria. Li fem un grup de fans al Feisbuc?
:)

Andrés ha dit...

yeah, soy un cosquilleante segundo plano

Dua ha dit...

Andy, sabes perfectamente que no